Albondigas de lentejas

ALBÓNDIGAS DE LENTEJAS

Dime que estoy loco si quieres, pero en los últimos meses he aprendido que las albóndigas son un buen substituto de la carne, tanto así que puede tomar el lugar de esta en alimentos tan icónicos como lo son las ALBÓNDIGAS. Cómo hacerlas, es muy fácil y voy a explicártelo paso a paso en las siguientes líneas:

INGREDIENTES:

  • 400gr de lentejas marrones (cocidas)
  • 1 tomate grande y jugoso (picado).
  • 1 cebolla pequeña (picada).
  • 1 zanahoria (rallada)
  • 3 dientes de ajo (triturado y picados).
  • 150 gr de pan molido (en su defecto 150gr de harina de maíz).
  • 3 cucharadas de aceite de aceite de oliva.
  • ½ taza de aceite vegetal.
  • 1 huevo.
  • 1 trozo mediano de ajo porro (picado).
  • ½ pimentón (picado).
  • Sal al gusto.
  • Perejil al gusto.
  • Orégano al gusto.

 

PREPARACIÓN:

  1. Una vez cocidas, colocar las lentejas en un bowl y sobre esta colocar el ajo, el ajoporro, la cebolla, la zanahoria, el perejil, el orégano y la sal.

 

  1. Mezclar con las manos hasta formar una mezcla homogénea.

 

  1. Agregar el huevo, el aceite de oliva y la mitad del pan rallado disponible.

 

  1. Seguir mezclando con las manos hasta notar que la maza tiene una consistencia sostenible, siendo fácil de moldear y sin pegarse a las manos (en caso de que su consistencia no logre ser suficiente, ir agregando el remanente de pan molido hasta que lo sea).

 

  1. Tomar trozos de la mezcla preparada y con estos formar bolas del tamaño que gustemos (aquí ya tendríamos la forma de nuestras queridas albóndigas).

 

 

  1. Calentar en un sartén el aceite vegetal y posteriormente colocar las bolas hechas en el paso anterior.

 

  1. Sacarlas una vez hayan tomado una consistencia dura y de aspecto crujiente

 

  1. Servir en compañía de lo que deseemos.

 

Entooooooonces, aquí tienes al que, según mi opinión, es el sustituto definitivo de la carne, si la carne de soja no te gusta entonces esto es para ti. Son fáciles de preparar, los ingredientes son fáciles de conseguir, y lo mejor de todo es que SON REALMENTE DELICIOSAS. Al probarlas son pocas las diferencias que encontrarás con respecto al sabor de las albóndigas tradicionales. Por eso, como siempre digo, ¡no tengas miedo! Anímate a probarlas y seguramente encontrarás en ellas una nueva adicción.

 

carlostadeo

21 años, estudiante de medicina en la Universidad de carabobo. Me encanta ayudar a las personas a mantener un buen estado de salud, usando los conocimientos que recibo dia a dia en mi facultad.

Un comentario sobre “Albondigas de lentejas

  • el 2018-09-22 a las 8:09 pm
    Permalink

    Hola, esto es un comentario.
    Para empezar a moderar, editar y borrar comentarios, por favor, visita la pantalla de comentarios en el escritorio.
    Los avatares de los comentaristas provienen de Gravatar.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *